Despídete del embudo de ventas y dale la bienvenida al flywheel

7 claves que debemos tener en cuenta en la época del confinamiento «cuarentena»

7 Claves que debemos tener en cuenta para enfrentar el Covid-19

En el mundo entero estamos viviendo una situación especial con todo el tema relacionado al Covdi-19, y quiero llamarla especial porque en realidad siento que es un acontecimiento que vino a darle grandes lecciones a la humanidad, que es importante que las aprendamos, que por fin entendamos que no somos más que un visitante más en esta Tierra y no somos sus dueños.  El mundo entero está hoy en día en la misma situación, sin importar su condición económica, su género, su preferencia sexual, su edad, sus títulos profesionales o su patrimonio. ¿No te parece esto ya un gran mensaje para empezar a analizar?

Por otro lado, nos han cambiado por completo no sólo la forma en la que nos relacionamos con los demás, sino además la forma de convivir con los demás tanto en nuestros hogares como al tener algún tipo de interacción con otro.  Nos ha cambiado la forma de trabajar, la forma de vivir y sí, quizás muchas veces lo hayas podido sentir como algo negativo pero en realidad mi invitación hoy es a que tomes conciencia de todo lo que está ocurriendo y agradezcas porque si hoy estás leyendo esto, es porque seguramente estás en una condición más privilegiada que el 70% de la población mundial y eso ya es un motivo más que suficiente para agradecer, ¿no te parece?

¿Qué ha venido a enseñarnos este bichito y cómo podemos aliviar un poco cada una de estas 7 situaciones que más han afectado a las personas a nivel mundial?

1. ¿Vale la pena poner tu felicidad es cosas externas?

Para mi, (y se lo he dicho a cada persona con la que he hablado), la primera gran lección de este bichito es esta.  Veo mucha gente muy triste, mucha gente sufriendo por estar en SU HOGAR, por estar con sus SERES QUERIDOS o incluso con la «soledad» que él/ella mismo/a ha elegido… ¿Será normal que el ser humano se queje de absolutamente todo? Antes, eran los mismos que se quejaban porque no podían descansar, por el tráfico, porque no podían estar en casa, porque sus viajes no los dejaban compartir con sus seres queridos y hoy… Teniendo todo esto que pedían, ahora vuelven a quejarse porque lo que ya no tienen.

¿De verdad te parece tan malo vivir en el lugar que tú elegiste y con quienes tú escogiste?

Quiero que intentes replantear la situación y disfrutar este momento al máximo… Todo es impredecible y no sabemos si en el minuto que sigue, tú o yo estaremos en este mundo… Así que deja de quejarte o invita a quienes te rodean a que dejen de quejarse y disfruten de lo que tienen actualmente. 

ESTO ES LO QUE HAY Y CON ESTO ES CON LO QUE TIENES QUE VIVIR. 

Trabaja en tu felicidad interna, la felicidad de verdad, la que realmente importa, no la que vive de apariencias, sino esa que sin importar todo lo que pase a tu al rededor, ella se mantiene intacta y feliz ante cada situación, porque no depende de lo que ocurra afuera… ¡Aprende de los niños, ellos son nuestro mejor ejemplo para vivir felices sin importar lo que los rodee!

2. ¿Has perdido el trabajo o ha llegado el momento de reinventarte?

Está bien, perder el trabajo no es eso que añoramos ni lo que nos imaginábamos quizás hace un mes… Pero es lo que hay! Si estás en esta situación, te invito a pensar en lo siguiente: ¿Tu trabajo era indispensable para el bien de la humanidad? ¿Tienes algún don que ahora pueda ayudar a la humanidad y ser indispensable para ella? ¿Con cuál de tus cualidades puedes ayudarnos a construir un mundo mejor y a aportar positivamente al mundo? ¿Te han dicho que cocinas muy rico? ¿Qué tal si haces menús a un precio justo para ancianos o personas que simplemente no puedan o no quieran cocinar y puedan alimentarse bien? ¿Qué tal sin con tus cualidades en la parte psicológica ayudas a otros a vivir mejor este momento? 

Todos tenemos un don, todos tenemos una misión que cumplir en la vida, todos tenemos una cualidad que sin duda alguna podría ayudar a miles de personas en el mundo y hoy necesitamos que te re inventes y que la explotes al máximo. ¡El mundo necesita tus dones, tus pasiones y TU AMOR!

Si de algo estoy 100% convencida es que en este mundo todo pasa por algo, no tenemos la opción de elegir ni el 1% de lo que pasa en él, así que simplemente ACEPTA y actúa con respecto a ello, a la realidad que tienes hoy… Siempre su gran objetivo, será sacar lo mejor de ti.

 

3. ¿Vives más tiempo pegado al ordenador o a tu celular que antes?

Si la respuesta es que si, creo que aún a este bichito le falta mucho por enseñarnos.  ¡Desconéctate de las pantallas y conéctate con lo realmente importante! Lo realmente importante puedes ser tú, tus hijos, tu pareja, tus papás, tu room mate, tu mascota… ¿Para qué quieres volver a salir si vas a seguir siendo la misma persona de antes?

De nada te servirá que todos los cafés del mundo estén abiertos, si una vez puedas ir a ellos estarás más en frente de la pantalla de tu celular que disfrutando la profundidad de la mirada que tienes en frente.  De nada te servirá que todos los restaurantes vuelvan a funcionar, si no has aprendido a disfrutar el sabor de la vida tal y como es, de nada servirá que vuelvas a ver a tu familia o tus amigos si a los 8 días vas a olvidar esta gran lección y tus prioridades seguirán siendo las mismas.

¿Por qué en vez de pasar horas pegado a Netflix no organizas tu espacio, por qué en vez de pasar horas mirando las redes sociales no aprovechas para compartir, abrazar y besar a quienes tienes a tu lado (incluso si eres tú mismo… ámate, cuídate y sé especial contigo en esta época más que nunca), por qué en vez de trabajar más horas no te desconectas un poco para descansar y dormir bien, para bailar, cantar, pintar o hacer lo que más te guste?

El problema más grave no es lo que está pasando afuera, el problema más grave es lo que está pasando dentro de nosotros y que al parecer como humanidad aún nos falta mucho por aprender.

4. ¿Te cuesta conciliar tu vida familiar con la laboral?

Aquí no quiero hablarte de teoría, sino de lo que he vivido en carne propia y de lo que quizás desde mi experiencia podría ayudarte.  Llevo 12 años trabajando desde casa, pero llevo 6 años en una situación diferente, tuve un embarazo de alto riesgo y aún así mi empresa no pudo parar, sin embargo, aprendí a darme prioridad, a cuidarme, a enfocarme en mi por encima de todo lo demás y a respetar mis tiempos y los tiempos que mi cuerpo necesitaba para poder volver a dar lo máximo.  Nació mi hijo y soy mamá soltera desde hace 5 años, así que sin planearlo la vida me ha enseñado a organizarme, a aprender a atender además de mis necesidades, las de mi hijo y las de nuestro hogar… No todos los días son iguales ni debes esperar que lo sean, sé paciente contigo y con quienes ahora están contigo.  Si un día quieres levantarte un poco más tarde, está bien, si al día siguiente quieres trabajar hasta un poco más tarde, está bien, si un día te demoras más haciendo el almuerzo porque te reíste sin parar con tus hijos haciendo una receta juntos, está bien, si un día tuviste que trabajar más en la mañana para poder en la tarde destinar un tiempo a jugar con tus hijos, está bien. 

Aprende a escuchar tu cuerpo, porque si te estresas, si te enfermas o si te agobias, no podrás dar lo mejor de ti, ni en el trabajo, ni en tu hogar ni en ningún lado. ¡Disfruta cada momento y escucha tu corazón!

Lo importante es ser feliz, con mucho, con poco, sólo, acompañado, con mucho trabajo, o sin muchas ideas… ¡No te preocupes y más bien ocúpate en estar siempre bien física, mental y emocionalmente! Establece horarios, pero sé justo contigo mismo y con los demás.  Aprenderás a ser más productivo, a hacer todo más rápido, a enfocarte en cada una de las tareas para así poder hacerlo todo. 

¡Ya verás como poco a poco disfrutarás más estar en tu hogar y aprenderás a conciliar ambos escenarios!

 

5. Las compras han cambiado

Ya nada volverá a ser como antes (eso espero). Toda esta situación nos ha enseñado a aprovechar las herramientas digitales, a apoyar negocios locales, a apoyar a nuestra amiga que hace arepas, al tío que hace domicilios, al primo lejano que hace obras de arte y demás… ¡No es tan malo ponernos en los zapatos de otros!

Siempre que hagas una compra online o que decidas el medio para hacerlo, intenta apoyar a los empresarios que han apostado por no despedir a sus empleados, por buscar otras formas de trabajo, por hacer ajustes en sus empresas y sus modelos para ayudar a los consumidores pero también a sus empleados, apoya el comercio local ¡Tu país lo necesita! Sin importar el país del que me leas.  

6. Crea nuevas rutinas positivas

¿Aún recuerdas cuando no tenías tiempo de desayunar, o cuándo no tenías tiempo para tomarte un café con calma y pensar? ¿Recuerdas cuántas veces quisiste hacer ejercicio y pusiste como excusa el tiempo y el tráfico? ¿Recuerdas cuando soñabas con hacer más actividades con tus hijos y el corre corre de tu trabajo no te permitía hacerlo y te dormías con un mal sabor? Bueno… Ahora ya no tienes ninguna de las excusas!

Ha llegado el momento de disfrutarte, de disfrutar tu familia, tu hogar, de recordar tus hobbies y hacerlos con todo el placer del mundo… Las rutinas saludables nos ayudan a construir hábitos saludables y los hábitos saludables nos convierten en personas fuertes, resilientes y exitosas.

7. Escribe tus promesas y cúmplelas.

Ya hemos vivido muchas situaciones donde «juramos» cambiar y al final no lo hacemos… Así que por favor, todos esos juramentos, promesas y demás que hagas en esta época, por miedo, por soledad, por incertidumbre, por tristeza, por culpa… Por lo que sea que las hagas ¡Hazte un favor, anótalas y cúmplelas tan pronto puedas! Ya vimos que no podemos esperar mucho tiempo…

Este bichito es un gran maestro y ojalá como humanidad logre sacar lo mejor de cada uno de nosotros y así después de que todo esto termine, podamos tener un mundo mucho mejor, lleno de amor, de tolerancia, de respeto, de fraternidad, de igualdad, de salud, de bienestar… Ojalá aprendamos a ser felices con lo que tenemos, a darle prioridad a nuestra salud y a enfocarnos en cumplir nuestra misión en la vida.

Descubre tu ikigai y seguro al enfocarte en él tendrás mucho por hacer durante este confinamiento.

About the author

Leave a Reply

×